<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16761341\x26blogName\x3dexperimento+en+blanco\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/\x26vt\x3d-3098299228335945590', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

experimento en blanco




Brillante revisión de los clásicos


envía por e-mail este artículo



recuerdame (?)



Toda la información personal introducida aquí será tratada según la Política de Privacidad de Blogger.com. ¿Quieres saber mas?



Javier Colina & Perico SambeatJavier Colina Cuarteto
Teatro Isabel la Católica. Sábado 11 de noviembre.
Javier Colina, contrabajo
Guillermo McGuill, batería
Mariano Díaz, piano
Perico Sambeat, saxofón alto y soprano


Rafael Marfil texto
Javier Ruiz fotografía
En el mejor concierto hasta la fecha, ya pasado el ecuador del Festival, es un lujo que instrumentistas de esta calidad nos traigan obras de Parker o Thelonious Monk. Un concierto basado, en su mayor parte, en referencias clásicas. Ni más ni menos. Y que nadie piense que es sencillo tocar una pieza escuchada ya mil veces. Un engranaje perfecto, gracias a la capacidad de expresión melódica del contrabajista Javier Colina, la honestidad y calidad contrastada de Perico Sambeat en el saxofón alto y soprano, la luminosidad del pianista argentino Mariano Díaz y el oficio del baterista Guillermo McGuill.

Colina lidera esta formación con una modesta elegancia. Y nos hace reflexionar sobre su instrumento. En fútbol, el defensa central es un hombre gris, que nunca participa en jugadas vistosas del equipo. Así tiende uno a pensar siempre de los que tocan el bajo. Sin embargo, hay genios para desmontar ese prejuicio, como lo fue con mayúsculas Charles Mingus, y ahora con una enorme rotundidad grandes como Avishai Cohen o Javier Colina en nuestro país. Al contrabajista que ha liderado la sexta sesión del Festival, le curtió el alma y le activó todos los resortes del ritmo su paso por el flamenco y lo latino. Con su sonido limpio y el acertado uso de recursos como el arco, la sesión del Festival de Granada ha sido una verdadera lección de buen gusto.

Viejo y nuevo sonido
El fraseo y sonido de Perico Sambeat son una debilidad para muchas personas
. Encontró más sensibilidad para el jazz en el saxofón que en la flauta travesera, carrera clásica que estudió y conoce bien. Por aquello de versionar a Duke Ellington, durante algunos momentos se podían cerrar los ojos y pensar en el timbre de Johnny Hodges de los años cuarenta, que fue el primer solista de su orquesta. Aseguro que Sambeat es un músico honesto porque confía en su sonido, sin demasiados filtros técnicos, y no abusa de arpegios ni agudos estridentes, trucos habituales de los saxofonistas para buscar aplausos. Por contraste, este instrumentista marca hoy día la pauta sobre cómo hay que tocar el alto de jazz en este país.

Perico Sambeat & Javier ColinaTodo ha sido posible con el correcto acompañamiento del pianista Mariano Díaz, que ha venido a recordarnos lo difícil que es hacer que el jazz parezca sencillo. Guillermo McGuill en la batería, que no nació ayer a esta música, empezó marcando demasiado fuerte para terminar disfrutando de la interpretación de su propio tema Vida, haciendo en general un buen trabajo.

Lleno finalmente el patio de butacas. Si estos músicos fueran de Brooklyn y no dijeran una palabra durante el concierto, agotarían las entradas el día que se ponen a la venta, qué duda cabe. Se echaron de menos sus discos a la salida, algo que tampoco olvidan traer y vender casi nunca los del otro lado del charco. Los jazzistas españoles tienen mucho que aprender, pero más en el terreno de la promoción que en el musical.

Después de grandes momentos, como el A love for sale, de Cole Porter, se agradece, en cada uno de ellos, el respeto a los cánones armónicos y la búsqueda de pequeñas melodías en cada desarrollo. La afición de un Festival se reencuentra siempre en un estándar. O quizá resulte que me estoy volviendo un clásico. Lo que sí está claro es que el mejor jazz ha tenido en esta jornada denominación de origen.

enlaces a este artículo

Crear un enlace


Busca...
en el blog en la web

Escribe este blog...

  • balhisay
  • desde Huétor Vega, Granada, Spain
The BOB's
¿Problemas para votar?


síguenos en twitter...

Artículos anteriores

Archivos

¿Quieres enlazarnos?


Sindicación


PodCast


balhisay recomienda...


Powered by Blogger
make money online blogger templates