<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16761341\x26blogName\x3dexperimento+en+blanco\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/\x26vt\x3d-3098299228335945590', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

experimento en blanco




Llegó el sabor


envía por e-mail este artículo



recuerdame (?)



Toda la información personal introducida aquí será tratada según la Política de Privacidad de Blogger.com. ¿Quieres saber mas?



El auditorio del Festival de Jazz se levantó para bailar el son cubano
Buenavista Social Club
Teatro Isabel la Católica. Viernes, 10 de noviembre.
Guajiro Mirabal, trompeta
Cachaíto López, contrabajo
Manuel Galbán, guitarra
Aguaje Ramos, trombón
Javier Zalba, saxos y flauta
Idania Valdés, voz y percusión
Robertico Fonseca, piano
Filiberto Sánchez, timbales
Ángel Terry, bongos y congas
Carlos Colunga, voz
Luis Alemany, trompeta

Buenavista Social ClubRafael Marfil texto
Javier Ruiz fotografía
Elegancia, ritmo y esa eterna nostalgia de la Cuba que todos soñamos. Porque a Cuba se le añora incluso antes de haber estado allí. Un escrito así, aún en el ecuador de un festival de jazz, corre el riesgo de convertirse en una crónica social de lo ocurrido, más que en el registro de impresiones musicales. Lo cubano, con su fuerza, se impuso sobre el jazz. ¿Quién piensa en armonías e improvisación cuando sólo se quiere bailar y gozar?.

Buenavista Social Club es un símbolo de la música latina. Aún están en activo cuatro de aquellos músicos que fueron y son el terror del Caribe, como es el contrabajista Cachaíto López. Los caribeños son siempre sobresalientes en su puesta en escena. Contaba el escenario con el perfil y tipo de cada uno de los cubanos actuales, desde el joven rabiosamente posmoderno en su vestir y con movimientos de rapero norteamericano, caso del pianista Robertico Fonseca, hasta el eterno moreno cubano con su elegancia trajeada y discreto paso de son. Así es el director y trombonista Aguaje Ramos, otro de los cuatro magníficos. Tampoco faltó la estética caribeña del trompetista Alemany, más divertido en la coreografía que en el toque, pues él ya lo hizo todo en la música (recuérdese aquel All Star cubano de hace unos años). Y, como perfecto complemento a la voz del cantante salsero Carlos Colunga, el timbre afroamericano de la joven Idania Valdés. Guajiro Mirabal, el trompetista del Caribe, y Manuel Galbán, rey de los glisandos con su guitarra, completaban la representación de la orquesta de siempre. Junto a todos ellos, el espíritu del gran cantante Ibrahim Ferrer, voz de los tiempos de oro para quien que hubo un sentido recuerdo.

Furor cubano
Son una institución, y los consagró definitivamente la película de Win Wenders. Por eso no descuidan su puesta en escena. Se comprende el fervor del público desde el inicio. Era el reemplazo caribeño del auditorio, ya que las caras no eran las mismas, salvo los incondicionales abonados, que un día esperan algún tipo de homenaje a su constancia. Pudieron escucharse composiciones más actuales, como El rincón caliente, del maestro Montalbán, nominada a los Grammy, además de algún danzón y clásicos como Quizás, quizás, quizás, Redención y Dos gardenias. Musicalmente encontramos al joven pianista Fonseca llevando el peso del gran Rubén González, al que sustituye desde su pérdida con una gran entereza, técnica y creatividad. Esos acordes agudos y efectistas de lo latino impresionan por su fuerza y siempre emocionan.

Robertico Fonseca y Cachaíto LópezAdemás del golpe seco de los dedos de Cachaíto sobre las cuerdas de su contrabajo, el saxofonista Javier Zalba, que doblaba con flauta y clarinete, nos ayudó a disfrutar de los solos con más cuerpo, sin olvidar el sonido de la trompeta y el trombón de los históricos. El patio lleno, aplausos y furor. Hubo cante y, al final, baile, como no podía ser de otra manera. Un rato normalito para los puristas del bop, que no aguantaron los bises, y una gozada para la mayoría. Después, a disfrutar de los conciertos paralelos, que han sido diseñados para que los fanáticos de la música pierdan completamente la salud en los trasnoches de Granada. Por lo pronto, llegan Colina y Sambeat. Lo mejor que da la tierra.

enlaces a este artículo

Crear un enlace


Busca...
en el blog en la web

Escribe este blog...

  • balhisay
  • desde Huétor Vega, Granada, Spain
The BOB's
¿Problemas para votar?


síguenos en twitter...

Artículos anteriores

Archivos

¿Quieres enlazarnos?


Sindicación


PodCast


balhisay recomienda...


Powered by Blogger
make money online blogger templates