<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16761341\x26blogName\x3dexperimento+en+blanco\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/\x26vt\x3d-3098299228335945590', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

experimento en blanco




Carlos Carli Quintet: Jazz de ida y vuelta


envía por e-mail este artículo



recuerdame (?)



Toda la información personal introducida aquí será tratada según la Política de Privacidad de Blogger.com. ¿Quieres saber mas?



Rafael Marfil Carmona

Carlos Carli Quintet
Sábado, 14 de julio.
Parque El Majuelo. Almuñécar.
Carlos Carli: batería; Javier Colina: contrabajo; José Reinoso: piano; Diego Urcola: trompeta; Jaime Muela: saxo soprano y flauta travesera.

Gran idea montar un enorme club de jazz al aire libre. Se puede beber, charlar suave, gozar. Sólo falta recuperar las primitivas costumbres del jazz clásico, para cenar y bailar en el recinto. La segunda sesión del Jazz en la Costa ha sido un viaje por los sonidos de América, de manera sincera y siempre con esa musicalidad inconfundible que tiene el sur. El batería uruguayo Carlos Carli y el trompetista argentino Diego Urcola partieron de la profundidad del Folclore de Montevideo, Buenos Aires o la Pampa, pasando por el Puerto de Santa María y algún que otro esquema afrocubano. Hay que agradecerles esa propuesta musical, que no es un típico latin caribeño. Y como mínimo arrodillarse, como siempre, ante la magia que irradia el contrabajista navarro Javier Colina. Aunque con alguna dificultad de sonido al principio, este Charles Mingus del Flamenco jazz se ha propuesto que imaginemos el contrabajo como una guitarra española, y que disfrutemos con este instrumento de las melodías punteadas y combinadas con sus particulares palmeteos rítmicos.

Está de moda lo latino en el jazz. Sin embargo, Calos Carli Quintet profundiza en sonidos andinos menos usuales, y que ojalá en el futuro reciban la atención de compositores contemporáneos. Hay un genuino elemento antropológico y de folclore que no debemos olvidar, y que ayer hizo las delicias de un público que se fue calentando a medida que avanzaba la noche. Fueron ejemplos de esta inquietud musical los ritmos de Montevideo, un “tango cojo” que supo recrear con gran destreza el pianista José Reinoso, junto a la eterna Alfonsina y el mar, interpretada con sordina y corazón por Urcola. La cuestión volvió a nuestro sur con una composición de Miles Davis, correspondiente a su etapa de interés por la música española, en la que Javier Colina rasgueaba su contrabajo por tanguillos como un guitarrista del Puerto de Santa María.

Tangos de Nueva York
El sonido desnudo del soprano de Jaime Muela, junto con su flauta travesera, añadía ese aire de otras músicas que tenía la noche por momentos, aunque sólo cerró unos pocos discursos improvisados con brillantez. Vale la pena seguir la pista a Diego Urcola, que dobla inusualmente con el trombón, y es colaborador de grandes del género como Paquito de Rivera. Ha recorrido esos misteriosos circuitos tangueros del jazz newyorkino, y nadie mejor que él para homenajear al gran maestro Piazzola en un Blues. Uno de los grandes momentos de la noche.

De Carlos Carli respeto dos cosas. Por un lado, es la viva imagen de mi suegro. Por otro, puso la base rítmica al histórico disco de Ruibal Pensión Triana. Pensaba en ello, a pocos metros de él, cuando lo escuchaba tocar en Eshavira con su amigo Paul Stocker. Se va convirtiendo en un sabio, y además explica las cosas, lo que es de agradecer. Finalizó el concierto asegurando que la música en vivo no va a morir jamás. Dios le oiga.

Etiquetas: , , , , ,

enlaces a este artículo

Crear un enlace


Busca...
en el blog en la web

Escribe este blog...

  • balhisay
  • desde Huétor Vega, Granada, Spain
The BOB's
¿Problemas para votar?


síguenos en twitter...

Artículos anteriores

Archivos

¿Quieres enlazarnos?


Sindicación


PodCast


balhisay recomienda...


Powered by Blogger
make money online blogger templates