<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16761341\x26blogName\x3dexperimento+en+blanco\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/\x26vt\x3d-3098299228335945590', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

experimento en blanco




Homenaje a sí mismos


envía por e-mail este artículo



recuerdame (?)



Toda la información personal introducida aquí será tratada según la Política de Privacidad de Blogger.com. ¿Quieres saber mas?



Benny Golson & Johnny Griffin Quintet
Jueves, 19 de julio.
Parque El Majuelo. Almuñécar.
Benny Golson y Johnny Griffin: saxos; Kirk Lightsey; piano; Reggie Johnson: bajo; Alvin Queen: batería.

Rafael Marfil Carmona

Golson & Griffin. Escrito así suena a una asesora financiera multinacional, pero estos apellidos han representado en el Festival de la Costa la esencia e historia del jazz en estado puro. Aunque el programa advertía sobre un homenaje a Coltrane, los veteranos saxofonistas Benny Golson y Johnny Griffin hicieron más bien un repaso por lo mejor de sí mismos y de la época dorada del jazz. Por su experiencia, tienen el derecho y el deber de hacerlo.

Benny Golson & Johnny GriffinLos estándar interpretados son un punto de encuentro para la afición. Es la música con la que se aprende a amar el jazz, aunque los tiempos nos lleven después hacia tendencias más free, cool o funk. Hay un anglicismo para cada estilo. Pienso que no puede faltar una cita así en cada certamen. Hay que recordar de donde venimos para comprender mejor nuestro presente musical. La sección rítmica la conformaban el acertado bajista Reggie Johnson y el batería Alvin Queen, quizá el más cercano en su actitud al espíritu de Coltrane. O será que algo de su enérgico golpeo quiso recordarme a Elvin Jones por un instante. Lo más completo, musicalmente hablando, lo aportó Kirk Lightsey en su piano. Concentrado y con una actitud participativa en todos los sentidos, mantuvo el nivel más constante de improvisación y creatividad de la noche. Con gran cariño y respeto hacia los dos grandes saxofonistas, cumplió su función de manera sobresaliente.

Lección de sabiduría
Los dos grandes maestros del saxo tenor no disimularon que ya les falta algo de resuello. Paradójicamente eran lo contrario a John Coltrane, caracterizado por aquella mística e inagotable fuerza. El tiempo les ha dado tablas y seguridad para jugar entre ellos, marcarse un agarrado con el pianista, hacer bromas y mirar a los ojos a las primeras filas. En ocasiones olvidamos que, detrás de cada músico de jazz, hay un ser humano. Sólo ese valor de autenticidad es el culpable de momentos mágicos, como la interpretación de la universal balada These Foolish Things por parte de Johnny Griffin. El pequeño gran maestro del jazz aportó su entusiasmo y un sonido más brillante durante toda la noche. Lo ha hecho todo y ha tocado con los mejores, desde Lionel Hampton a Art Blakey. Como ya es sabio, se mostró capaz de reemplazar la rapidez de otros tiempos por aplomo y dominio de la situación. Algo que en jazz es mucho. Golson, por su parte, aportó su particular elegancia y capacidad para comunicar, con algunos momentos de sonido Coleman Hawkins. Dos timbres diferentes, que lucharon inicialmente con algunos problemas de sonorización. Hubo tiempo también para recordar a Clifford Brown (I remember Clifford) e ir finalizando con un eterno Now’s the time, que el público sigue con palmas como en la película “Bird”, de Clint Eastwood. Siempre emociona el Take the A Train con el que cerraron su concierto. Es justo mencionarlo, debemos estos días de Jazz en la Costa a la Diputación, Ayuntamiento de Almuñécar y Cervezas Alhambra fundamentalmente. También colaboran en el evento la Consejería de Cultura, el Patronato Provincial de Turismo y la Caja Rural.

El tiempo es la clave de cada interpretación y cada biografía. El personaje creado por Cortázar en “El Perseguidor” afirmaba que estaba “tocando mañana”. Era un homenaje literario a Charlie Parker y su revolución musical. Golson y Griffin estuvieron “tocando ayer”. Una mirada al pasado con alegría, optimismo y honestidad. Aprendemos de todo ello y quedamos siempre agradecidos.

Etiquetas: , , , , ,

enlaces a este artículo

Crear un enlace


Busca...
en el blog en la web

Escribe este blog...

  • balhisay
  • desde Huétor Vega, Granada, Spain
The BOB's
¿Problemas para votar?


síguenos en twitter...

Artículos anteriores

Archivos

¿Quieres enlazarnos?


Sindicación


PodCast


balhisay recomienda...


Powered by Blogger
make money online blogger templates