<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16761341\x26blogName\x3dexperimento+en+blanco\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://experimentoenblanco.blogspot.com/\x26vt\x3d-3098299228335945590', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

experimento en blanco




Dizzy Gillespie All Stars


envía por e-mail este artículo



recuerdame (?)



Toda la información personal introducida aquí será tratada según la Política de Privacidad de Blogger.com. ¿Quieres saber mas?



Este es el nombre de la banda que anoche llenó, aunque dado su aforo no es difícil, el Teatro Isabel La Católica. Y a pesar de estar acostumbrados a bandas con títulos grandilocuentes, en este caso, el All Stars está más que justificado cuando detrás de el encontramos nombres como Slide Hampton, James Moody o Cyrus Chestnut.

Este año el Festival de Jazz de Granada pasa de puntillas por mi vida por diversas circunstancias, pero el viernes Juan Jesús García, auténtica institución de la prensa musical granadina (y parte del extranjero, que diría Jolís), me brindó la oportunidad única de ver a esta banda de auténticas estrellas.

El sexteto capitaneado por James Moody arrancó los primeros aplausos del respetable con Groovin' High, un original de la que para mí es la mejor época de Gilliespie, continuó con un tema vinculado a Moody de por vida (tal y como nos cuenta Jesús Villalba en su blog Solo Jazz) y dejó solo al saxofonista con el trio rítmico sobre el escenario para hacer su particular incursión en lo vocal con Pennies From Heaven.

Más de uno se quedó con las ganas de escuchar el Moody's Mood For Love de Eddie Jefferson en la voz del propio Moody, algo que este ha hecho el suficiente tiempo para hacer dudar a los más puristas sobre la conveniencia o no de prestar atención al Vocalese.

La banda se citó de nuevo en el escenario para emocionar al público con 'Round Midnight de Thelonious Monk. Uno de los compañeros de viaje que el jazz llevó consigo cuando pasó de los antros a las salas de conciertos es la espontaneidad para animar con palmadas, silbidos de admiración y hasta alguna frase subida de tono a los músicos, convertida ahora en unos obligados aplausos tras cada solo. La más triste cara de esta actividad estereotipada en los festivales de jazz se evidenció en este tramo del concierto cuando 'la cla' rompió la belleza de la transición entre los solos del pianista Cyrus Chestnut y el bajista John Lee con sus tan esperables como inadecuados aplausos. (La edad me está volviendo cascarrabias, que le vamos a hacer.)

Tras otro tema de corte latino llegó el momento de Cyrus Chestnut en uno de los grandes momentos de la noche con su inspirada versión a trío del estándard My Funny Valentine. Chestnut, a diferencia de Moody o Hampton, pertenece a una generación que además de cantar gospel en la iglesia y tocar en casa con el tío trompetista y el cuñado contrabajista, ha pasado por alguna de las grandes escuelas de música norteamericanas, desarrollando una perfección técnica y unos conocimientos de las músicas y los músicos que les precedieron nunca conocida hasta entonces. Para muestra, como digo, My Funny Valentine.

En la penúltima pieza regresaron al repertorio de Gilliespie para recuperar el tema Bebop, cuyo título describe perfectamente el contexto en el que se interpretó esta pieza. Creo que pocos que conozcan la obra y el legado de Gillespie se resignaba a no escuchar A Night in Tunisia, lo cual ocurrió en el único bis de la banda, que permaneció en el escenario durante cerca de dos horas. Slide Hampton dió una auténtica lección de veteranía en cada uno de sus solos, sabedor de su supremacía entre los trombonistas de jazz junto a J.J.Johnson y Curtis Fuller.

Es complicado definir la intensidad de las emociones provocadas por la actuación de los Dizzy Gillespie All Stars y de lo que representan para un Festival a punto de cumplir su treinta aniversario, aunque Juan Jesús García lo resumió tan brillantemente como nos tiene acostumbrados en sus crónicas en Ideal: "Esto es Jazz, lo demás son variedades".

Una vez más, JJ, gracias por una noche de jazz (del 'güeno' de verdad) inolvidable.

Etiquetas: , , , ,

enlaces a este artículo

Crear un enlace


Busca...
en el blog en la web

Escribe este blog...

  • balhisay
  • desde Huétor Vega, Granada, Spain
The BOB's
¿Problemas para votar?


síguenos en twitter...

Artículos anteriores

Archivos

¿Quieres enlazarnos?


Sindicación


PodCast


balhisay recomienda...


Powered by Blogger
make money online blogger templates